domingo, 10 de noviembre de 2013

Karen Peris - "Violet"

Siguiendo con la línea del folk (aunque el posteo anterior no llega a poder clasificarse de esa manera de forma tan estricta), hoy les traigo una artista no tan conocida como solista pero tal vez sí un poco por la banda a la que pertenece.

Karen Peris es mejor conocida como la vocalista y principal compositora de la banda The Innocence Mission, una banda formada a fines de los ’80 cuyo sonido se asemejaba mucho al alternativo suave y gentil y con un aire de ensueño (el tal llamado dream pop) de bandas como The Sundays o Mazzy Star pero que de a poco fue adoptando un sonido con influencias más folk, sin nunca llegar a ser ese género per-se.

El último trabajo de estudio de la banda, titulado “My Room in Trees”, fue lanzado en el 2010. Y en este año 2013, los 2 principales integrantes de la banda, siendo el otro el esposo de Karen, Don Peris, lanzaron álbumes solistas. Para Don fue su cuarto, pero para Karen fue su debut.

Siendo el disco solista debut de esta artista, hablaré de su música basándome enteramente en él, tomando en cuenta el trabajo con su banda, pues es también parte de su carrera musical y obviamente es algo conectado.

The Innocence Mission (TIM) se caracteriza por su rock alternativo que se inclina hacia el lado del indie e influencias folk. Sus ambientes son tranquilos y gentiles, aunque las guitarras eléctricas y la batería ayudan a darle un poco más de fuerza.

En este disco, el instrumental principal es de piano y voz, encontrándonos con guitarras acústicas y eléctricas en algunos temas e incluso secciones de cuerdas. También hay alguna guitarra eléctrica, pero esta tiene un timbre super limpio y cristalino y sus participaciones son más bien detallistas que melódicas. Esta es tocada por Don Peris.

Si TIM se caracteriza por ambientes bastante tranquilos, se imaginarán que este álbum es aún más.

“Violet”, lanzado en este año 2013, tiene una duración de apenas 20 minutos, con canciones que rondan en los 2 minutos. Es un álbum muy pasivo, suave y entrañable que no se puede escuchar en cualquier momento. Uno debe estar en tranquilidad y listo para poder contemplar la música creada por esta artista.

Mitad de las canciones son cantadas, con un formato de canción típica, mientras la otra mitad son instrumentales con el piano como punto central (y en muchos casos siendo el único participante).

Estilísticamente es folk del estilo de Joni Mitchell en sus primeros trabajos discográficos pero con menor complejidad y sin llegar a esos climas y temáticas musicales tan profundas. También puede recordar a otras cantantes folk de finales de los ’60 y comienzos de los ’70 como Anne Briggs, Sibylle Baier. Obviamente que no es folk que se asemeje tanto al de estas otras artistas. Va más por el lado del folk-indie, pero debido a la forma de arreglar y construir los temas, se aleja bastante del cliché de este género. En ese sentido puede recordar a Cat Power, pero sin llegar a arreglos extremadamente minimalistas donde tal vez la música quede en un 2do plano con respecto a las letras (sobre todo por tratarse de un disco con más de la mitad de su repertorio de carácter instrumental) y a su vez, con un aire más alegre y feliz, a diferencia de lo sádico y triste de Cat Power. Es un “bello” disco en el sentido más popular de la palabra.

Debido a todo esto, es muy fácil de absorber y con una primera escucha ya se puede captar gran parte de lo que nos puede aportar. Unas siguientes escuchas pueden ayudar a sacarle más jugo, familiarizarse o simplemente ganarle mayor cariño.

“Song for a New Day”incia el disco con una voz dulce y un piano haciendo acordes que marcan un ritmo andante. Es un tema que sin duda da la sensación del comienzo de un nuevo camino. Sin duda el rasgueo de la guitarra acústica y la percusión que luego se incorporan ayudan mucho a esto. La cristalinidad del tema llega a su punto auge cuando la guitarra eléctrica empieza a hacer un punteo super simple donde lo tímbrico prevalece.

“Pascal’s Evening Song” es la 1era instrumental. Con un fondo acolchonado de cuerdas, nos encontramos con un tema muy tranquilo donde la melodía arpegiada es llevada por un piano con un sonido antiguo. Es un tema muy romántico con una tonada de despedida.

“Wales Because the Sun would Shine” es el 2do tema instrumental. Aquí nos encontramos solamente con un piano que también tiene un sonido añejado y lejano como en el tema anterior. Es un tema bastante desolado que en menos de 1 minuto y medio logra evocar el sentimiento y paisaje que se desea. Esto puede recordar mucho a trabajos de  compositores con un estilo que recuerda a la música de cince como Max Richter o Yann Tiersen

“Violet”, como tema que le da nombre al disco, sintetiza bastante lo que se logra en el disco. Con un piano a ritmo de vals, el tema es gentil, suave y honesto, donde la melodía de la voz, gracias al ritmo, tiene un aire infantil. Esta vez la decoración por parte de la guitarra eléctrica es mucho más melódica que tímbrica. Es interesante como un pequeño detalle, como un platillo evidenciando aún más el ritmo como es en este caso, puede darle mayor valor a un tema.

“Julie and the Universe” nos presenta nuevamente un paisaje al estilo de “Wales…”. Sin embargo, por su lenguaje más anticuado e impresionista con influencias renacentistas y  por su construcción en círculo que podría repetirse infinitamente, recuerda mucho a los trabajos de piano de Erik Satie, sobre todo las Gymnopédies.

“Procesion” es el tema más triste del disco. Gracias a acordeóln con un sonido aniquilante que inicia el tema, nos transportamos a un paisaje sumamente triste. Esta balada, dominada por el piano, tiene un carácter minimalista nuevamente, donde los acordes son tocados con cada pulso y la melodía es lenta pero muy expresiva. Algo importante es su final, con un acorde que no resuelve, dejando el tema inconcluso. Esto ayuda a que el sentimiento perdure.
“Sweet William” es la más folkie de todas. Aquí nos encontramos solamente con la voz de Karen Peris, una guitarra acústica rasgada y una segunda guitarra que hace acompañamientos super simples y esporádicos pero que le agregan enorme carácter al tema. Es una canción interesante en cuanto a construcción, pues el ciclo de acordes se repite una y otra vez pero aun así hay un verso y estribillo.

“The Blue Rooftops” nos retorna a los temas instrumentales. Nuevamente con el piano como único instrumento, el aire a Yann Tiersen reaparece. Sin embargo, esta canción tiene una forma diferente. Aunque el carácter minimalista sigue presente, ya que se trata de un ciclo de acordes que se repiten una y otra vez, a medida que avanza, el tema va agregando más y más detalles, tanto por el lado del acompañamiento como por el lado de la melodía. Es otro tema desolado y contemplativo.

“Rowing Across” es la última instrumental del disco. También de naturaleza melancólica, aquí el lenguaje es mucho más pianístico ya que ambas voces tienen mayor movimiento.  

El disco cierra con la tierna y cariñosa “Landscape with Birds”. La música evoca una hermosa, lenta y suave despedida, donde la voz  llega a su punto de gloria gracias a un sonido entre el canto y el susurro. La belleza es también lograda gracias al piano super expresivo y a la vez tan simple. Y nada mejor que el final, donde todos los instrumentos que aparecieron durante el disco, a excepción de la guitarra eléctrica, se reúnen para participar de forma clara y concisa, creando un aire adornado más que melodías o acompañamientos. La manera en que está construida la canción es perfecta para lograr este hermoso clima, ya que la parte cantada es muy simple y corta y esta sección instrumental es aún más fugaz. Sin duda es el mejor tema del disco y por ende, el cierre perfecto.

“Violet” es de esos álbumes que están hechos para ciertos momentos. Es un disco bastante profundo y queen los primeros segundos nos transporta a un paisaje que no es fácil de encontrar. Por esta razón, si uno lo escuchara en el medio de la ciudad mientras viaja en un ómnibus, es muy probable que no le guste o interese. Pero si es escuchado en silencio y en un estado de ánimo relajado y abierto a la introspección, entonces lo amará.

El grado de simpleza combinado con el de profundidad hace que uno rápidamente pueda hundirse en este trabajo. Es una música fácil de absorber. No es un disco de ambientación pero tampoco es un disco para escuchar como música nada más. Es más bien un estilo de paisaje sonoro, aunque esto es claramente subjetivo ya que se trata de canciones. Esto que digo viene de un lado puramente personal y son mis percepciones las que hablan, pero tal vez le sirvan a aquel que le guste este álbum.

“Violet” nos trae una música gentil y pura que es difícil de encontrar hoy en día entre tanto ruido citadino, problemas sociales y “arte” comercial fabricado en serie.





Les dejo aquí para que escuchen el álbum completo: http://musicmp3.ru/artist_karen-peris__album_violet.html#.UoA5vnBLP3E

Y aquí 2 grabaciones en vivo que hizo Karen Peris en su casa de 2 de los temas instrumentales:

"Wales Because the Sun would Shine": http://www.youtube.com/watch?v=N7bEmbR5c5A





HASTA LA PRÓXIMA!!!!!!!

No hay comentarios: